Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

¡Te pasa algo?...Nada!
-¿te pasa algo? -no, nada. -bueno -claro, ¡nunca te das cuenta de nada!
¡Nada!…no siempre significa nada, el modo que acompaña a las verbalizaciones dicen mucho más que el mensaje contenido en las palabras.
Seguramente todos sabemos que una buena comunicación es necesaria para vincularse con los demás en el transcurso de nuestra vida, pero saberlo no quiere decir que le demos el valor que en realidad merece. Muchos de los casos que llegan a consulta son por angustia, inseguridad, miedos, rencores, etc, pero en su gran mayoría tienen una raíz en común, la mala comunicación. Evidentemente no existe una buena y una mala comunicación en su esencia, existe la comunicación que cumple con su propósito, comunicar, unir,  conectar, transmitir, facilitar la empatía y existe la comunicación manipuladora, indirecta, ambigua y muchas veces paradójica.
-qué bueno poder compartir tiempo ¿cenamos juntos? -no, voy a salir con amigos ¿te enojas? -no para nada, vos sabrás…
Clarame…

Entradas más recientes

¡Ya no puedo más!

El secuestro emocional

Todo nos ayuda para bien!

El primer paso no nos lleva a donde queremos ir, pero nos saca del lugar en el que estábamos.

Cuando no podemos cambiar la situación a la cual nos enfrentamos, el reto consiste en cambiarnos a nosotros mismos

Yo no soy así!

Nunca sabremos cuan fuerte somos, hasta que serlo es la única opción

Lo que el viento NO llevó

Luchar sin cuerpo